Google Larry Page

Larry Page, el fenómeno que se esconde tras Google

La exitosa historia de uno de los grandes genios del siglo XXI

Es el creador de una de las compañías especializadas en tecnología e información más importantes y que más ha revolucionado las sociedades de todo el mundo en los últimos años, Larry Page es el fundador de Google. Pero hasta llegar a la construcción y desarrollo de una empresa tan grande, exitosa e importante para la mayoría de las personas en la actualidad, Page tuvo que formarse en la temática de las computadoras y las tecnologías en la universidad, una materia de la cual desde muy pequeño ya sentía una gran pasión.

La infancia del fundador de Google

Con tan solo seis años su interés por los ordenadores ya era un hecho y con doce año esta pasión se extendió a la tecnología, cuando empezó a tener como ídolo principal al ingeniero Nikola Tesla. Era tal el interés de Larry Page por el mundo de los ordenadores y la tecnología que se llegó a graduar en Ingeniería de Computadores en la universidad de Míchigan y se doctoró en ciencias de la computación en la Universidad de Stanford.

Posteriormente, el instituto de empresa premió a Larry Page con un máster honorífico en Administración de Empresas. Fue durante su paso por la universidad donde conoció al que le ayudaría a emprender hacia la creación del gigante Google, Serguéi Brin.

El recorrido hacia Google

Aunque al principio su relación con Serguéi no fue tan buena debido a las diferencias de intereses que había entre ambos, lo cierto es que con el tiempo empezaron a compartir ideas especialmente por la World Wide Web. Basándose en esta red de informática mundial para la distribución de documentos de hipertexto e hipermedia de acceso a internet, Larry Page y su compañero Serguéi Brin, comenzaron a probar nuevos diseños de motores de búsqueda en la web. El proyecto creció muy rápido y en 1996 crearon BackRub, un buscador predecesor de Google que se convirtió en un excelente motor de búsqueda.

Tras este excelente proyecto, un cheque de 100 mil dólares extendido por Sun Microsystems sería el desencadenante del nacimiento de Google en 1998.

El nombre de Google representa la cifra 10 elevado a 100, haciendo referencia a la gran cantidad de información que el buscador trata de organizar.

Google Larry Page and Sergey Brin
Larry Page and Sergey Brin (Courtesy of Google)

Millones de dólares traducidos en diferencia e innovación

El crecimiento de Google fue tan alto que en tan solo un año la empresa ya contaba con un presupuesto de 25 millones de dólares. En 2004 la compañía salió a bolsa y desde entonces sus acciones no han dejado de tener un crecimiento exponencial. Pero el ascenso de Google hacia el gran éxito no ha sido en vano, pues se debe a las grandes diferencias que ha sabido marcar la compañía con respecto al resto. Porque para llegar alto, uno de los requisitos a cumplir es saber diferenciarse de la competencia.

Así, lo que comenzó como un simple buscador web, tras el cual comenzaron a surgir otros tantos similares, terminó convirtiéndose en una empresa enfocada en varios servicios de la tecnología y la computación siempre basándose en la innovación y renovación de su cartera de productos. Además de lo que todo el mundo conoce de Google, la compañía ha llegado a crear coches que conducen solos, nanopartículas que curan el cáncer y robots autónomos, entre otros.

El gran éxito alcanzado por Google ha sido galardonado cada año con numerosos premios y Serguei Brin ha llegado a ser ponente de varios foros académicos, empresariales y tecnológicos muy importantes, como el Foro Económico Mundial y la Conferencia sobre Tecnología, Entretenimiento y Diseño.

Texto: Sandra Salerno Mahugo para Grupo Aristeo

Entradas relacionadas:

La mayoría de inmigrantes regulares en España no pueden votar

ACNUR recomienda mejora de protección internacional de venezolanos

Aurelia Álvarez aboga por una ley para descendientes de españoles

2 Views

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Cerrar menú
×
×

Carrito