Importantes despachos de extranjería denuncian problemas de la Administración Pública en España

Importantes despachos de extranjería denuncian problemas de la Administración Pública en España

Retrasos en concesión y renovación de permisos, denegaciones de expedientes, requerimientos y largas colas de espera para pedir una cita con la que poder alcanzar la regularización en España. Cada día que pasa aparecen nuevos y mayores obstáculos que provocan que miles de inmigrantes se enfrenten a la irregularidad y tengan que encarar injustamente graves problemas con las autoridades por no poseer la documentación que les corresponde por cumplir con todos los requisitos.
Sin embargo, aunque el principal afectado siempre es el migrante, despachos expertos en extranjería e inmigración dedican su labor a la ayuda y resolución de problemas de estos extranjeros también se encuentran en una situación de desespero por no poder avanzar en los trámites de sus clientes a causa de las injustificadas demoras de la Administración. Ante esta situación a la cual no pueden encontrar una solución satisfactoria, los tres despachos de extranjería más importantes de Madrid, Grupo Aristeo, Tolentino Abogados e Isacura Asociados, se han reunido para compartir sus experiencias y juntos encontrar una salida a tal problema.

Así, las directoras de los tres despachos de abogados han coincidido en que la actuación de la Administración de extranjería y de los consulados “es una violación de Derechos Humanos” encontrándose en un Estado de derecho como lo es España. “No sabemos por qué ocurre esto pero es perjudicial para el solicitante porque se queda en estancia irregular y se le caducan todos los documentos y en consecuencia, no pueden presentar su expediente de solicitud de residencia.”, explica Estela Marina, Directora General de Grupo Aristeo. “Solo se pide que se cumpla lo que dice la ley, no que se invente algo nuevo”, continúa diciendo Estela Marina.

La Directora de Grupo Aristeo explica que el gobierno “está actuando de mala fe” y existe una incompetencia en la Administración Pública.
No hay citas para presentar expedientes y aquellos que consiguen ser presentados terminan negándose por criterios del funcionario que no se ajustan a la ley.
Actualmente los criterios de gestión se encuentran por encima de lo que establece la norma jurídica y por conveniencia política del funcionario de turno, provocando que el solicitante acabe en situación irregular injustamente.
“Cada vez que hay un cambio político en el país, se desequilibra la extranjería”, resume la directora de Grupo Aristeo.
Algunas pruebas de la angustiosa realidad
Neyvi Tolentino, directora general de Tolentino Abogados, cuenta con una serie de ejemplos prácticos basados en su experiencia como abogada experta en extranjería, que demuestran la grave y preocupante situación actual con respecto a la administración de las oficinas de extranjería.

“He tenido que poner correos a la Unidad de Grandes Empresas (U.G.E) y poner en copia al cliente porque ellos se creen que es mentira, que no hacemos nada”, explica la directora general de Tolentino Abogados.

Entre algunas de sus experiencias, Neyvi apunta ejemplos como el del consulado de España en Canadá, que ha afirmado a sus clientes que “la autorización de residencia no lucrativa no existe”, algo que es totalmente incierto y provoca injustamente la existencia de enfrentamientos entre el cliente y el abogado que lleva su caso.

Se agrava la situación de falta de derechos de los extranjeros en fronteras, específicamente en el aeropuerto de Barajas, el cual, se ha denunciado varias veces, por la desprotección que tienen los ciudadanos.
Por otro lado, en la Comisaría General de Aluche, han confundido el centro de retención de personas irregulares con la atención a los residentes legales. Donde la policía está cubriendo las funciones que tiene que hacer el Ministerio de Justicia, quebrantando la separación o la independencia de poderes. Quedando la imagen de España en atención a sus ciudadanos, a la altura de las dictaduras africanas.
La directora de Tolentino, al igual que Estela Marina y Cristina Isacura, son conscientes de la realidad administrativa con respecto a la resolución de expedientes y solicitud de citas en extranjería.
No obstante, también son conscientes de que los clientes no tienen conocimiento de esta situación y la desesperación por regularizar su estatus migratorio en España unido a la preocupación de haber contratado un abogado con el que no han resuelto nada les lleva a culpar directamente al letrado, sin darse cuenta de que éstos no son los responsables de la situación.

“Nosotros no somos el enemigo ni quien resuelve expedientes. Estamos aquí para ayudar y resolver problemas. La Administración nos tiene que respetar”, defiende Estela Marina junto a Neyvi Tolentino.

Las directoras de los tres despachos de extranjería quieren hacer un llamamiento a la Administración pero sobre todo al gobierno actual, con el fin de que cumpla con las leyes de extranjería que establece un Estado de derecho como España. Sin embargo, el llamamiento también se dirige a los clientes para transmitirles tranquilidad ante tanta tormenta, al final la ley debe cumplirse.

“Los letrados también han vivido esto y hemos tenido que poner reclamaciones porque es una falta de respeto estar más de cinco horas esperando para recibir un “yo no sé nada”. Nos tratan mal a los letrados y a los particulares”, afirma Cristina Isacura.

La directora de Isacura Asociados intenta verle un motivo principal a todo lo que está ocurriendo en materia de extranjería, estableciendo que, se ha hecho creer a la sociedad española que los extranjeros son un problema que afecta principalmente a la situación laboral especialmente en la precariedad del empleo que se suscita actualmente, así como del miedo infligido a la población sobre la pérdida de identidad, cultura y beneficios sociales que se derivaría como consecuencia de otorgar derechos a los extranjeros.

Sin embargo, los líderes políticos, el gobierno y la sociedad deben no sólo ser conscientes de la importancia de establecer parámetros reales en la práctica de extranjería para evitar situaciones de vulneración que afecten a todos, deben también asumir y respetar los compromisos establecidos por la UE, principalmente porque la migración es absolutamente necesaria para España, es incuestionable el déficit en materias de pensiones o de natalidad existente y que se agravará en los próximos 10 años. Los beneficios de la migración deben ser dados a conocer y los derechos de los extranjeros que pretendan establecerse en territorio español a través de la normativa internacional, europea y española deben ser cumplidos más allá de la “discrecionalidad administrativa”.

Migración altamente cualificada

Un grave perjuicio se ha evidenciado también en la resolución de expedientes cuyos supuestos se encuentran previstos en la Ley de emprendedores, específicamente aquellos destinados a profesionales altamente cualificados. Pese a cumplirse a cabalidad los requisitos establecidos en la norma y aún a sabiendas de que esta garantiza una inmigración formada, profesional y que eventualmente aportará al desarrollo productivo del país, el cambio radical de criterios en la UGE y las denegaciones inmotivadas han venido generando angustia e inquietud entre empresas y profesionales, dado que se obedece a valoraciones subjetivas y a fundamentos de resolución no previstos en la Ley.
En muchos casos, se deniega sin causa legítimamente fundamentada y en otros incluso se hace habiendo transcurrido el plazo de silencio positivo que corresponde (20 días hábiles) por previsión de la Ley 14/2013. Muchos ciudadanos extranjeros que aún aguardan, desde verano de 2018, el certificado de silencio correspondiente, se encuentran en riesgo inminente de caducidad de las ofertas de trabajo objeto de sus solicitudes. Las respectivas empresas alegan que el trámite se ha prolongado más de lo que pueden esperar para su correcto funcionamiento, con lo cual es posible que (de tener que aguardar mucho más la expedición del certificado que por derecho les corresponde a estos profesionales) desistan de la formalización de los contratos, produciendo así un daño incuantificable en los interesados y sus familias.
En busca de una solución definitiva

Entre tantas salidas a la problemática que pueden ser viables, Cristina Isacura propone la posibilidad de que numerosos pueblos de España que actualmente están deshabitados sean repoblados con la gran cantidad de flujos migratorios que existen. Estos pueblos cuentan con todas las infraestructuras y medios de vida necesarios para llevar un día a día normal y numerosos extranjeros pueden ser debidamente regularizados y enviados a estos pueblos o ciudades para que puedan desempeñar su profesión como cualquier otro español. “Es simplemente voluntad política”, resume la abogada.

Tanto Grupo Aristeo como Tolentino Abogados e Isacura Asociados destacan y afirman con seguridad que el problema actual con la Administración de extranjería es totalmente político.

Los tres despachos de extranjería hasta ahora, a falta de voluntad por parte de la Administración, intentan resolver los casos de sus clientes con recursos contenciosos y pidiendo citas mediante colegios de profesionales, pero aseguran que éstas no son las mejores soluciones al problema y que si no se arregla todo desde la política cada vez será peor.

Estela Marina, Neyvi Tolentino y Cristina Isacura han asegurado sentirse angustiadas por todo lo que está ocurriendo y el abatimiento que les envuelve les ha llevado a establecer con firmeza que no pararán hasta que la Administración dé un giro positivo de 180 grados. Afirman que la lucha ha empezado, pero al mismo tiempo, así como lo indica Neyvi Tolentino, “es necesario que la gente sepa qué problemas hay”.

Texto: Sandra Salerno Mahugo para Grupo Aristeo.
#Inmigración #Injusticia #Extranjería #Problemática #España
7 Views

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Cerrar menú
×
×

Carrito