Grupo Aristeo

Grupo Aristeo

Dinamarca ha aprobado el presupuesto para trasladar a una isla deshabitada a inmigrantes rechazados3 min lectura

El Parlamento danés ha aprobado este jueves el presupuesto que se tenía previsto destinar al traslado de #inmigrantes pendientes de expulsión a la isla deshabitada de Lindholm. El Gobierno danés tiene previsto destinar a la isla 759 millones de coronas danesas (algo más de 100 millones de euros) durante los próximos cuatro años, así como enviar en su momento policía y autoridades penitenciarias para poder controlar a los reclusos.
A pesar de la aprobación de dicho presupuesto, responsables de Derechos Humanos de Naciones Unidas, se han pronunciado en contra de la iniciativa del gobierno danés con respecto a los inmigrantes, considerando que se trata de una política muy cerrada en materia de inmigración. Además, el alcalde del municipio de Vordingborg, en la que se encuadra la isla, Mikael Smed, ha afirmado que “El pueblo piensa que esta no es la solución a los problemas reales”.
Dinamarca anunció hace unas semana su propuesta de destinar una isla deshabitada del país para recluir a todos los inmigrantes solicitantes de asilo que fueron rechazados por haber cometido delitos y que están pendientes de expulsión. Se trata de una medida legal prevista para endurecer la política de inmigración de Dinamarca, según informaciones publicadas por eldiario.es.

La medida de reclusión, además de estar dirigida a solicitantes de asilo rechazados por comisión de delito, también está prevista para aquellos extranjeros que hayan cometido algún delito grave por el cual no puedan regresar a sus países de origen por aceptarlos o por riesgo a sufrir graves torturas.

Desde 2016, Dinamarca tenía pensada la zona de Kærshovedgård, en el centro de la península de Jutlandia, como destino para estos inmigrantes pendientes de expulsión. Sin embargo, informaciones recientes recibidas por el gobierno danés han asegurado que dicho destino cuenta con altos problemas generados por internos en la zona, de forma que finalmente se ha decidido que los inmigrantes sean destinados a una isla deshabitada.
El principal objetivo de esta expulsión es hacer la vida de estos inmigrantes lo más dura posible, y así fue asegurado hace algunos años cuando Kærshovedgård era la zona prevista para estos extranjeros. Según declaraciones de la ministra de Integración, Inger Støjberg, publicadas por eldiario.es,

“Los extranjeros que han abusado de la confianza de la sociedad danesa y cometido actos criminales deben tener las condiciones más austeras posibles y ser controlados de forma consecuente”.

La nueva zona a la que serán enviados estos inmigrantes se encuentra en Lindholm, una isla que desde hace años es centro de experimentos para investigar sobre enfermedades contagiosas de animales. Debido a la ausencia de residentes permanentes en la isla, se destinará una labor de limpieza que hará que el destino no esté listo para recibir a los reclusos hasta el año 2021.
Más Información: El diario
Texto: Sandra Salerno Mahugo para Grupo Aristeo.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Cerrar menú
×
×

Carrito

Carrito